¿Qué necesito en mi organización, Coaching de Equipo o Coaching Grupal?

Esta semana os aportaremos esta distinción que esperamos sirva para aclarar la tan traída y llevada discusión acerca de ambos términos. Y es que, si bien es cierto que ambos procesos tienen en común la metodología del coaching como base (esto es, fundamentar el aprendizaje para la consecución de objetivos en la experiencia, la pregunta y la reflexión), tanto el inicio, como el cliente, el desarrollo y el fin último son completamente diferentes. Ambos procesos son altamente potentes en función de lo que se contrate.

Como ya exponíamos en post anteriores (véase ¿Qué es Coaching de Equipos? o Movilizando el Talento de un equipo en momentos de cambio), el Coaching de Equipo es un proceso de coaching que lleva a cabo una organización cliente para facilitar que un de “equipo natural” (comité de dirección, equipo de un área concreta, equipo de proyecto etc.) consiga objetivos referentes a su propio rendimiento, productividad o comunicación. En este caso el “coachee” será el “equipo natural” entendiéndose como tal aquel equipo que desarrolla su actividad conjuntamente para alcanzar un objetivo común. Trabajan como unidad y el proceso se les aplica como “unidad”, trabajando con el conjunto del sistema desde su punto de partida (situación actual en la que se encuentran) hasta la consecución de su objetivo como equipo. A lo largo de todo el proceso, las dinámicas irán orientadas a cómo se comporta el equipo en su conjunto más allá de la suma de cada una de las partes. El Coach de Equipo “espejará” al equipo el resultado de sus interacciones, los impactos del comportamiento de los individuos sobre el resultado total de la actividad como equipo.

Por otro lado, cuando hablamos de Coaching Grupal nos estamos refiriendo a establecer un proceso de coaching a un grupo de trabajo que no constituye un equipo natural. Un grupo formado por individuos con intereses comunes o similares pero que no van a trabajar por un objetivo común.  Cada individuo trabajará para conseguir su propio objetivo personal o profesional.  El grupo, estará constituido por un número personas  que se reunirá periódicamente para trabajar esos objetivos similares o que entrañan aprendizajes comunes. En estos casos, el proceso de Coaching puede contratarse para un grupo de personas que deseen alcanzar sus respectivos objetivos. Las dinámicas de trabajo para que cada individuo se lleve aprendizajes dependerán del estilo del coach. En ocasiones el coach dirige preguntas al grupo, orientando a que todo el grupo reflexione en función del objetivo que haya traído, quien contesta con su respuesta ilustra al aprendizaje del resto de componentes del grupo. En otros casos se solicitan diferentes objetivos a exponer y el grupo valora cuál de esos objetivos desea que sean objeto del aprendizaje en esa sesión. Igualmente, el coach se dirigirá al grupo con preguntas de reflexión que fomenten el aprendizaje de cada uno.

En aquellos casos en los que el objetivo particular esté relacionado con el ámbito profesional el coach, puede utilizar técnicas y ejercicios similares a las que se utilizan e Coaching de Equipo y que despierten a la conciencia de cada individuo acerca de cuáles son las dinámicas que se están produciendo en su ámbito profesional concreto. El aprendizaje podrá transferirlo con gran claridad a fin de obtener el objetivo que quiere trabajar en su propia organización.  ¿Qué puede ser más potente que varias personas con intereses comunes buscando soluciones a un problema similar?

Luego algunas preguntas que puedes hacerte para valorar si lo que necesitas para tu organización es un Coaching de Equipo o Coaching Grupal son:

  • ¿Quiero que alguno de mis equipos alcance determinados objetivos?
  • ¿Quiero que mi equipo afronte mejor los cambios internos de algún miembro o la propia dirección?
  • ¿Existe algún cambio en mi empresa que está afectando al rendimiento de mi equipo?
  • ¿La comunicación entre los miembros de algún equipo está influyendo negativamente en el resultado?
  • ¿Deseo mejorar la alineación de algún equipo hacia la consecución de objetivos?
  • ¿Quiero ganar agilidad en la  toma de decisiones y resolución de conflictos?Necesito inducir al grupo a la sinergia, la creatividad y la efectividad?
  • ¿Quiero fomentar el liderazgo en alguno de mis equipos?
  • ¿Deseo fortalecer la visión, misión, valores de mi organización?.
  • ¿Necesito renovar la confianza y el compromiso?.

Si la respuesta es SÍ a alguna de estas preguntas, el proceso recomendable para tu empresa será un Coaching de Equipo.

Si por el contrario, lo que quieres trabajar es un objetivo particular personal o profesional pero con más personas con las que puedas reflexionar y conseguir soluciones creativas y efectivas, en ese caso identifica que grupo de personas se encuentra en una situación similar a la tuya y contratad entre todos un Coaching Grupal. Además de trabajar tu objetivo en compañía en lugar de afrontarlo solo, encontrarás el apoyo de ese grupo que comprende perfectamente la situación en la que te encuentras.

Por Minerva Tejero, Fundadora de Hypatia Consultoria