Ante el panorama actual le invito a realizar un pequeño viaje imaginario. Imagínese que está en el centro de un observador planetario. Asomémonos juntos a la barandilla y echemos un vistazo a la situación actual del sistema en el que nos encontramos inmersos (un país occidental desarrollado). Sobre su cabeza una gran bóveda celeste sobre la que aparecen proyectadas diferentes imágenes que suponen el marco en el que usted, está desarrollando su actividad profesional con su equipo. Si recuerda las imágenes de cualquier informativo que haya visto recientemente le resultará muy fácil hacerse a una idea. Bien, pues la realidad económica bajo la que su equipo desarrolla sus funciones proyecta sobre él imágenes como: altos índices de desempleo, descenso del consumo, cierre de multitud de empresas, incremento constante del número de expedientes de regulación, organismos oficiales que se declaran en quiebra, déficit, escasez de liquidez financiera, entidades bancarias que desaparecen…

Y en el otro lado del mundo economías emergentes que caminan con paso firme hacia su expansión y crecimiento. Según previsiones de la OCDE para los próximos años, nuestras economías occidentales sufrirán un retroceso del PIB del 3% mientras que países como China o India crecerán. ¿A qué precio? Al más barato posible.

Y por si fuese poco, súmele a estas condiciones, la mayor revolución informática que hemos experimentado hasta el momento y que nos ha supuesto aprender e integrar nuevos conceptos, nuevas formas de hacer, de comunicarnos y de relacionarnos.

Ante esta situación, seguramente se hará preguntas del tipo ¿Cómo entonces sobrevivirá mi empresa, mi organización? ¿Cómo adapto mi empresa a las nuevas tecnologías con tan poco presupuesto? ¿Cómo voy a hacer frente al próximo año si baja el consumo de mis productos? ¿Qué puedo hacer, si las personas disponen de menos capacidad económica, si tengo que pagar más impuestos, si tengo que competir con estas condiciones,…?

Puede bajar y bajar sus precios rebajando sus costes, rebajando la calidad, rebajando la inversión en tecnología, en creatividad, en formación, en equipo humano… Pero competir en precio en lugar de competir en valor será como competir escarbando en la tierra: siempre encontrará quien llegue más abajo. ¿Qué hacer entonces? Sencillo, en lugar de mirar hacia abajo, mirar hacia arriba y comenzar a subir, escalón por escalón.

cope

Disfrute de esta cuña de radio para Cope Canarias en nuestro espacio semanal de Desarrollo Personal y Profesional presentado por Mayer Trujillo, con Jose Vicente García (CEO de Equippo y coordinador de la escuela de Lider-haz-GO en Canarias), Andrés Brito (Coordinador de la Obra Social Cabildo de Tenerife) y una servidora (Minerva Tejero) quienes debatimos al respecto. Nos encantará seguir debatiendo, buscando soluciones, contando con su constructiva opinión.

Por Minerva Tejero