Compartiendo con compañeros coaches la reflexión sobre la diferencia que cada uno consideramos entre un equipo y un grupo. Tome consciencia de que:

Si el equipo se distingue esencialmente del grupo en que sus miembros ponen el foco. al atención,  en “eso” que es común a todos sus miembros, que es la identidad. Una  identidad propia, con un sentido (proyecto) , con una cultura propia, con valores y creencias particulares al equipo, con unas normas reconocidas por todos, con una manera de comunicarse y de aprender como equipo…

Si el equipo es todo esto, ¿Cuantos “grupos” se creen “equipo” sin llegar a serlo?

Esa pregunta la hago sin desprestigiar el GRUPO,  Un grupo responde a unas necesidades, varias personas juntas en relación a algo que les une, que esta al servicio de los interés individuales. La identidad de la suma de los participantes no genera “una identidad propia” puesto que no hay ni intención ni atención en ello. El grupo eficaz es el que consigue que cada miembro obtenga grandes beneficios propios, independentemente de los otros. La inter-relación entre sus miembros no tiene por que impactar en el resultado de cada uno. Por ejemplo, grupos de auto-ayuda…

La pregunta mas acertada:  ¿Qué quieres ser? y ¿Para qué lo quieres? un equipo o un grupo?  Sea lo que sea, sé coherente con lo que elijas. El foco, la atención, la energía, .. no está dirigida al mismo sitio, con lo cual sus resultados serán distintos.

Con ello, no quiero decir que en el equipo las personas tienen que sacrificarse al objetivo del equipo y sufrir el no conseguir sus objetivos individuales.  En el equipo eficaz, los objetivos individuales se alinean con los comunes, resuenan en la misma dirección.

Si deseas que tu equipo sea mas eficaz, entonces te propongo explorar hacia donde   cada miembro del equipo pone su mirada, foco, energía, atención y intención.

Gisèle Garcia